Articulos Recomendados

Sistemas de captación solar invisibles, se vuelven una realidad.


Los sistemas de captación solar no necesitan ser evidentes. De hecho, incluso pueden ser invisibles, gracias a los investigadores de la Universidad Estatal de Michigan (MSU), quienes han desarrollado un concentrador solar luminiscente transparente (LSC) que puede ser aplicado en ventanas u otras superficies.

La tecnología LSC no es nueva, pero el aspecto transparente si lo es. Los intentos anteriores arrojaron resultados ineficientes con materiales de colores brillantes, y como argumenta el investigador Richard Lunt, profesor asistente de ingeniería química y ciencia de los materiales en la MSU, “Nadie quiere sentarse detrás de vidrios de colores”. Sigue leyendo para saber como los investigados lograron conseguir la total transparencia del material.

La nueva tecnología LSC logra la transparencia orientando las longitudes de onda de la luz solar que no están en el espectro visible. La tecnología LSC utiliza moléculas orgánicas pequeñas para recoger luz ultravioleta y longitudes de onda infrarroja cercanas, que entonces “brillan” en otra longitud de onda en el infrarrojo. Este “brillo” infrarojo se dirige hacia el borde del plástico, donde se convierte en electricidad mediante tiras delgadas de celulas fotovoltaicas.

La tecnología transparente LSC actualmente solo alcanza una eficiencia de conversión solar cercana al 1%, mientras que la mejor tecnología coloreada de LSC es capaz de alcanzar una eficiencia de aproximada de un 7%. En el futuro, el equipo de investigación espera optimizar la eficiencia de producción de energía de su tecnología en un 5% (comparemos esto con alrededor de un 15-20% para una célula fotovoltaica disponible en el mercado).

La tecnología transparente LSC tiene muchos beneficios, además de su pureza estética. En primer lugar, podría ser utilizada en una variedad de empleos y tiene el potencial para ser usada en aplicaciones comerciales e industriales a un precio accesible, desde ventanas a pantallas de teléfonos celulares. En segundo lugar, la tecnología puede ser utilizada para manejar la ganancia de calor solar, ya que se dirige específicamente a longitudes de onda infrarrojas. Según Lunt, “Ya existen tecnologías de films para ventanas que tienen como objetivo rechazar la luz infrarroja, tales como revestimientos de baja emisividad (low-E). Nuestro objetivo es tener una funcionalidad similar, mientras que a la vez se genera electricidad”.

Extraido de www.plataformaarquitectura.cl

Deja un comentario